- miro a través de vos!

kimchibzh:

Janvier 2014

Le Palacio Barolo : Barrio Monserrat, Buenos Aires

Situé  Avenida de Mayo 1370, le Palacio Barolo est un immeuble construit entre 1919 et 1923 par l’architecte italien Mario Palanti, à la demande de Luis Barolo, un magnat du textile. A l’époque, c’était l’immeuble le plus haut d’Amérique du Sud avec 100 m de hauteur et 18 étages. 

L’architecte s’est inspiré de la Divine Comédie de Dante pour le décor :

  • les 100 mètres de hauteur représentent les 100 chants du poème
  • il est divisé en 3 sections distinctes qui correspondent aux 3 livres : l’enfer, le purgatoire, et le paradis
  • le hall d’entrée est surmonté de 9 voûtes qui représentent les 9 hiérarchies infernales
  • chacun des étages dispose de 11 ou 22 bureaux (toujours occupés par des entreprises), ce qui correspond au nombre de strophes des chants

Tout en haut, il y a un phare, qui devait à l’origine permettre d’échanger des signaux avec le Palacio Salvo à Montevideo (Uruguay), construit par le même architecte en 1925.

Comme vous pouvez le voir à travers mes photos, l’intérêt de la visite ne passe vraiment que par la vue panoramique que l’on a sur le Congreso!

bb-shine:

Cows smelling flowers

(Fuente: sana-locura)

Lo cierto es que ahora no está y yo me he quedado con esa carga en el pecho, con esas palabras nonatas que hubieran podido ser mi salvación.

La tregua

Mario Benedetti

(via textosmobas)

ideasviajando:

Había leído esta historia hace mucho, se las quiero compartir porque me encontré con el vídeo. ¡Qué bonito! El amor se trata de reencuentros. ¿No? 

En los años setenta, la artista serbia Marina Abramovic mantuvo una intensa relación de amor con su pareja, el alemán Ulay.

Pasaron varios años juntos, realizando toda clase de performances por el mundo. En 1988, cuando su relación ya no daba para más, llevaron a cabo su última acción, titulada Los Amantes. Cada uno camino 2.500 kilómetros desde lados opuestos de la Gran Muralla China hasta encontrarse en el medio, abrazarse y no volver a verse nunca más.

23 años después, cuando Marina Abramovic ya era una artista consagrada, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) le dedicó una retrospectiva a su obra denominada The Artist is Present (La Artista está Presente). Dentro de la misma, Marina compartía un minuto en silencio con cada extraño que se sentaba frente a ella.

Ulay llegó sin que ella lo supiera, y esto fue lo que pasó:

brijow:

@TheCocaleros

brijow:

@TheCocaleros

(Fuente: naturalcocaleros)

sobredosisdesoda:

Que trio, la puta madre!

La ruta semi vacia como mi vida sin vos. 

annintvg:

Nunca hubiera funcionado, quizás como llegaste tan pronto te vaaas ♥

annintvg:

Nunca hubiera funcionado, quizás como llegaste tan pronto te vaaas ♥